Francisco García, nieto del fallecido, muestra la habitación 225 del Hospital del Tajo pocas horas después del fallecimiento de su abuelo en circunstancias que está investigando la Policía. Para sus familiares, según detalla García a El Periódico de Aranjuez, Ángel, de 91 años y con demencia, “debía estar atado” y “se tiró por la ventana porque hubo una serie de negligencias médicas”.