Mal comienzo de semana para los usuarios de la línea C3 de Cercanías. Después de que los alcaldes de varios municipios del sur de Madrid acudieran a Fomento el viernes a reclamar soluciones ante las quejas de miles de viajeros de sus localidades -y Renfe respondiera asegurando que la puntualidad era del 96,59%-, a primera hora de este lunes los usuarios han tenido que bajarse del tren en Atocha ya que una avería en Sol impedía que continuara el recorrido.

Así, quienes tuvieran planeado bajarse en Sol o Nuevos Ministerios -algunas de las paradas donde desembarca un porcentaje elevado de los viajeros para ir a trabajar o a estudiar- tuvieron que poner pie a tierra en la estación de Atocha y buscar vías alternativas de transporte. Los convoyes con destino El Escorial fueron desviados por Recoletos.

Desde las 6 de la mañana y hasta casi las 9 la incidencia impidió que continuara la ruta, paralizando así parcialmente el servicio en plena hora punta. Renfe ha explicado a través de Twitter que el motivo del problema fue una “avería en la infraestructura”.

Además de la C3, la línea C4 también se ha visto afectada por esta incidencia. De forma paralela, las líneas C5, C1 y C10 han sufrido demoras.