El exconsejero de la Generalitat deberá entrar en la prisión de Aranjuez. Fotos: Acaip / Generalitat.

Carmen Lamela, juez de la Audiencia Nacional, ha dictado hoy prisión incondicional para el exvicepresidente de la Generalitat de Cataluña, Oriol Junqueras, y siete exconsejeros del cesado gobierno catalán bajo las acusaciones de rebelión, sedición y malversación de fondos. Uno de ellos, quien fuera titular de la Consellería de Justicia, Carles Mundó (ERC), ha sido enviado a la cárcel de Aranjuez.

También está prevista la entrada en la prisión del municipio del exconsejero de Empresa, Santi Vila. No obstante, en su caso la juez ha incluido la posibilidad de eludir el encarcelamiento bajo una fianza de 50.000 euros, lo que le permitiría no ingresar.

La magistrada de la Audiencia Nacional ha valorado en el caso de los ocho exdirigentes enviados a prisión incondicional la elevada cuantía de las penas a las que se enfrentan -25 años por rebelión, 15 por sedición y hasta 10 por malversación-, su alto poder adquisitivo, la posibilidad de fuga del país y la plausible destrucción de pruebas en relación con el referéndum del 1-O y la Declaración Unilateral de Independencia.

Los políticos independentistas han sido distribuidos en varios penales de la Comunidad de Madrid. Así, Oriol Junqueras y Joaquim Forn irán a Estremera; Raül Romeva y Jordi Turull a Valdemoro; Dolors Bassa y Meritxel Borrás a Alcalá; Josep Rull a Navalcarnero; y Carles Mundó (y Santi Vila) a Aranjuez.

También estaban citados a declarar hoy el expresidente de la comunidad Carles Puigdemont y otros cuatro exconsejeros que están con él en Bélgica: Clara Ponsatí, Meritxel Serrat, Antoni Comín y Lluís Puig. La Fiscalía ha solicitado que se expida una orden de busca y captura contra ellos.