Juzgados de Aranjuez. Foto: EPDA.

El pasado mes de noviembre un grupo de siete policías locales de Aranjuez puso en conocimiento del juzgado número cuatro de la ciudad un informe en el que aportaban diversas pruebas sobre presuntas actuaciones irregulares del Departamento de Sanciones municipal, con el fin, según creen, de que varios bares de copas, que abrían fuera del horario permitido, no tuvieran que pagar las multas impuestas por la propia Policía Local.

En su denuncia –técnicamente una diligencia de prevención-, a la que ha tenido acceso El Periódico de Aranjuez, los policías indican que algunos expedientes sancionadores podrían haber desaparecido y otros contendrían “multitud de defectos y errores en la forma que pudieran ser motivo de recurso” y señalan al Departamento de Sanciones, responsable de la instrucción de los procedimientos, por el “incumplimiento sistemático y reiterado de sus obligaciones”.

Los agentes hacen hincapié en que dicho departamento sí tramitaba los expedientes de algunos bares, pero no los de cuatro establecimientos específicos, que abrirían fuera de hora de forma sistemática y que solo este año acumularían, al menos, 110 sanciones.  Entre ellas, además de la apertura fuera del horario permitido, que es la más frecuente, señalan “infracciones cometidas contra la seguridad de los clientes” o “infracciones contra los derechos de la infancia al facilitar en reiteradas ocasiones alcohol a menores”. Algún local habría incurrido solo “en infracciones leves y otros en leves, graves y muy graves”, aseguran. En el caso de las “muy graves” las sanciones están estipuladas entre 60.001 y 600.000 euros recuerda el texto entregado al juzgado.

Asimismo detallan que en los propios pubs les informaban de que las “denuncias no les iban a llegar”, ni pensaban “pagar ninguna”. “Denunciad lo que queráis porque a mi me las quitan”, explican que llegaron a decirles.

Los policías firmantes de la relación de hechos, miembros del turno de noche y por tanto responsables de la denuncia de este tipo de infracciones, destacan errores en la tramitación que juzgan como “una burla a nuestra inteligencia, a nuestro trabajo y una prueba más de la voluntad de no tramitar denuncias a estos cuatro establecimientos”. Así, señalan, en 59 notificaciones “no aparecía el derecho al pago voluntario de la sanción”, lo que las invalidaría.

Además, explican al juzgado, el Departamento de Sanciones habría tramitado algunos expedientes por abrir a deshora incluyendo preceptos sin ninguna relación con los casos, como la Ley de Protección de Animales de Compañía, la de Tenencia de Animales Potencialmente Peligrosos, la ordenanza municipal de Deyecciones en Vía Pública y Parques e incluso, al menos en un caso, se habría citado una “ordenanza municipal que no existe”. Todos estos expedientes serían, por tanto, recurribles, impidiéndose que las sanciones se hicieran efectivas.

Por otra parte, los autores del informe aseguran que “mientras este ha sido el procedimiento a seguir por parte del Departamento de Sanciones con estos cuatro establecimientos, sí que existen resoluciones sancionando a otros establecimientos, lo que demuestra que sí son conocedores de la legislación vigente, de las sanciones y los medios oportunos para evitar la reincidencia en las infracciones”.

“Todas estas irregularidades, todos estos tratos arbitrarios, discriminatorios hacia el resto de establecimientos, tratos de favor hacia unos y cumplimiento exhaustivo de la ley para otros, nos hacen pensar que hay indicios suficientes para investigar si existe por parte de los trabajadores encargados del Departamento de Sanciones trato arbitrario en la tramitación de las denuncias para favorecer a unos determinados propietarios de establecimientos públicos a sabiendas de que ese trato es injusto”, aseguran los policías locales.

Según la declaración presentada, los locales de ocio nocturno cerraban a su hora hasta “finales de 2016, principios de 2017” cuando “aumentó drásticamente” el incumplimiento de las normativa. Tras la imposición de varias denuncias por parte de la Policía Local por este motivo, “varios propietarios volvieron a cerrar a su hora, como venían haciendo con anterioridad, pero cuatro establecimientos han seguido incumpliendo de forma sistemática todos los viernes, sábados y vísperas de festivo el horario de cierre y otros preceptos de la Ley de Espectáculos”.

De esta forma, los agentes informan al juzgado “de las irregularidades que venimos observando en la tramitación de denuncias en materia de Establecimientos Públicos y Actividades Recreativas por parte del Departamento de Sanciones del Ayuntamiento de Aranjuez encargado de tal cometido” y le solicitan que proceda “a la averiguación y comprobación de los hechos, ordenando las investigaciones precisas para su esclarecimiento, y la determinación de responsabilidades”.