Foto: Ayto. de Aranjuez.

El Sindicato Colectivo de la Policía Municipal (CPPM) ha alertado en un comunicado interno al resto de efectivos policiales de varias deficiencias organizativas que podrían suponer un peligro durante las próximas Fiestas.

“Los agentes destinados a los dispositivos de tráfico y seguridad de la verbena nos parecen insuficientes con los antecedentes acaecidos en el último año”, critican desde CPPM. Los sindicalistas hacen referencia a una pelea en las Fiestas de San Fernando de hace un año donde se produjo una pelea multitudinaria de bandas latinas que causó varios heridos.

Destacan “la falta de previsión de la Jefatura” en la “elaboración de dispositivos de prevención y control de la seguridad de las personas y el tráfico”, algo que, a su juicio, no garantiza “la integridad de los agentes que desarrollan su servicio esos días”.

Específicamente desde el sindicato censuran  en su texto la planificación del próximo jueves 25, día del niño en el recinto ferial: “Entendemos que ese evento tiene que ser cubierto con un dispositivo de tráfico como el resto de los días de fiestas, por policías que refuercen el servicio como el resto de los días. En el periodo de fiestas patronales el número de servicios e intervenciones se ven aumentados considerablemente por lo que no vemos aceptable que se sobrecargue al turno ordinario para realizar este servicio. Solo se refuerza con dos agentes cuando los demás días se destina a cinco”.

Además desde CPPM cuestionan la elección de los efectivos asignados en la orden de las fiestas de San Fernando. “Se le han asignado más días de débito de los establecidos en el acuerdo a varios agentes. De la misma manera, no se le han asignado todos los días posibles a otros agentes, que desbeberían haber sido empleados para reforzar y mejorar la calidad de los servicios en fiestas”, protestan desde el sindicato.

Otro de los puntos criticados por CPPM es que desde la Jefatura no se haya “ni siquiera previsto facilitar una instalación (caseta móvil o similar) para realizar labores y gestiones policiales y ni tan si quiera un baño portátil destinado a los agentes para satisfacer sus necesidades fisiológicas”.