elperiodicodearanjuez.es
En el 'tocomocho' los estafadores convencen a la víctima de que les pague por un boleto supuestamente premiado, que no lo está. Foto: EPDA.

Quizá sea la estafa más tradicional y conocida. Sin embargo, sigue habiendo quien pica. En los últimos meses, al menos dos ancianos han sido víctimas del timo del ‘tocomocho’ en Aranjuez.

En uno de los casos la cantidad sustraída fue de 8.000 euros y en el otro de 6.000, detallan fuentes policiales a EL PERIÓDICO DE ARANJUEZ. Los estafados creyeron que estaban ante una oportunidad única de ganar dinero fácil y acabaron desplumados.


Por si no lo conocen, explicamos cómo se desarrolla este timo.

1 / ‘El tonto y su boleto premiado’

Un delincuente que finge tener problemas mentales aborda por la calle a su víctima. Entre desvaríos, le muestra un boleto de lotería supuestamente premiado y se lo ofrece por menos dinero del que valdría. “Si me das cinco mil euros te doy mi boleto de 100.000”, por ejemplo.

2 / ‘El gancho’

Después de que el ‘tonto’ haya planteado la situación a la víctima entra en acción el ‘gancho’. Siempre bien vestido y seguro de si mismo, se mete en la conversación. Finge comprobar el boleto y confirma que es verdadero.

3 / ‘La víctima, desplumada’

Entre el ‘gancho’ y el ‘tonto’ ya han convencido a la víctima de que está ante una oportunidad única y le acompañan a por el dinero. Lo entrega a cambio del boleto y los estafadores desaparecen.

Cuando va a cobrarlo comprueba que es falso y que ha perdido su dinero.


Los delincuentes que efectuaron sendos timos en Aranjuez lo hicieron siguiendo los cánones anteriormente descritos y emplearon boletos de la ONCE como cebo. En uno de los casos captaron a la víctima en el barrio de Centro y en el otro en el de Foso-Moreras.

Otros intentos de estafa ejecutados en Aranjuez en los últimos meses son el timo del cambio del billete de 100 euros y el pago con billetes de 50 falsificados.

Medidas de prevención para la seguridad de los mayores

La Policía Nacional desarrolla a través del ‘Plan Mayor Seguridad’ una serie de pautas para que las personas de avanzada edad, como colectivo vulnerable ante los delincuentes, tome consciencia de la necesidad de protección. Los familiares pueden colaborar transmitiendo y recordándoles cada cierto tiempo estas medidas.

La mayor problemática se encuentra, según detallan desde el CNP, en los momentos posteriores a la salida de los bancos, que es cuando son más frecuentemente asaltados. Para prevenirlo se recomienda que saquen pequeñas cantidades y en caso de necesitar una cuantía elevada, lo hagan acompañados de un familiar más joven.

Otro aspecto fundamental es que sean conscientes de cualquier propuesta que le ofrezcan por la calle, por ventajosa que sea, suele ser una estafa. Específicamente para mujeres, recomiendan caminar con el bolso del lado de la pared, para evitar ‘tirones’, y no llevar joyas a la vista.

Incluso en sus propios domicilios, los ancianos pueden ser vulnerables. En los últimos tiempos han proliferado los robos en los que los delincuentes se disfrazan y afirman ser de una compañía proveedora de gas o luz.  Con esta argucia entran en el domicilio y mientras uno entretiene a la víctima el otro roba objetos de valor.

Para prevenir estas actuaciones, desde la Policía Nacional recomiendan que nunca se abra la puerta a desconocidos y siempre se desconfíe de servicios técnicos que no hayan sido solicitados. 

Tanto por teléfono como por Internet se insta a los mayores a no facilitar nunca, si no se conoce al interlocutor datos de carácter personal, en especial aquellos referidos a claves y datos bancarios.