Plaza de Parejas. Foto: Zarateman.

La alcaldesa de Aranjuez ha anunciado hoy que Patromonio Nacional ha vetado que las verbenas de las próximas Fiestas de San Fernando se celebren en la Plaza de San Antonio -conocida como de la Mariblanca-. Finalmente se celebrarán en la Plaza de Parejas, frente al Palacio Real, opción que según explican desde Patrimonio se tomó de mutuo acuerdo.

La alcaldesa ha criticado la decisión del organismo estatal: “No se pueden poner en jaque las fiestas patronales de una ciudad a veinte días de su celebración”.

Patrimonio pedía que se trasladaran al Raso de la Estrella, algo imposible, según la primera edil ya que “el Raso de la Estrella está arrasado, no quedan ni los transformadores de la luz”. Además de por falta de tiempo, el principal problema para el emplazamiento es que acondicionarlo para dar cabida al recinto ferial costaría, al menos, de 300.000 euros, según Moreno.

Fuentes oficiales de Patrimonio Nacional explican a El Periódico de Aranjuez que aunque se han celebrado ahí en el pasado por distintos motivos, el lugar natural de las Fiestas es “fuera de la zona monumental de Aranjuez” y por eso se buscó acomodo en el Raso de las Estrella en el pasado.

Sin querer entrar a debatir sobre las motivaciones de los últimos años sobre el emplazamiento ni las preferencias de los distintos gobiernos locales, desde Patrimonio destacan que aunque el actual equipo de Gobierno pudiera asumir que se celebrarían en la Plaza de San Antonio, este es un lugar que en los últimos años ha sido siempre “una solución temporal”, no una ubicación fija, y que se ha ido acordando de forma puntual. Concretamente, según las mismas fuentes, para estas fiestas no se había llegado a plantear y fue mediante una conversación entre el presidente de Patrimonio y la alcaldesa de Aranjuez como se pactó, tras el ofrecimiento del organismo estatal, que se celebraran las verbenas en la Plaza de Parejas.

Moreno critica el doble rasero de Patrimonio

Por otra parte, Cristina Moreno ha criticado el doble rasero con el que actúa Patrimonio Nacional en función del color del equipo de Gobierno de la ciudad. La socialista ha recordado que Patrimonio pidió en 2007 al Ayuntamiento un emplazamiento alternativo a la Plaza de San Antonio pero “curiosamente, en 2011, cambiaron los criterios y Patrimonio Nacional permitió la irresponsabilidad y el capricho político de María José Martínez de volver a celebrar las fiestas en La Mariblanca”

“Aquel capricho político contó con la connivencia de Patrimonio Nacional”, que consintió lo que había impedido años antes y dejó morir una inversión de 6 millones de euros que “situaba a Aranjuez en el nivel de las ciudades con un recinto ferial más moderno y mejor acondicionado a las necesidades de todo el mundo y que era respetuoso con el patrimonio histórico”, ha destacado la alcaldesa.