Cristina Cifuentes. Foto. C. de Madrid.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha presentado hoy las nuevas rebajas fiscales que se aplicarán en la región, y que suponen una bajada de impuestos al conjunto de los contribuyentes madrileños.

Entre las más destacadas, el paquete de medidas fiscales contempla una bonificación en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones que se lleven a cabo entre hermanos, tíos y sobrinos.

Las claves:

  • Se establecerá una bonificación del 15 % en Sucesiones y Donaciones entre hermanos y del 10 % entre tíos y sobrinos
  • Madrid se mantiene como la región con el IRPF más bajo para las rentas más bajas, tras reducir medio punto el tipo mínimo
  • Se amplía la deducción por gastos de escolaridad con una nueva modalidad por descendientes de 0 a 3 años escolarizados
  • Aumentará a 1.500 euros la deducción a familias por acogimiento de mayores de 65 años o personas con discapacidad
  • Se creará una deducción del 50 % a las aportaciones al capital social de cooperativas y sociedades laborales
  • La adquisición de acciones de entidades de nueva creación y las aportaciones a fundaciones contarán con deducciones en el IRPF
  • En el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados se bonificará con el 10 % la compra de la vivienda habitual de hasta 250.000 euros
  •  Las familias numerosas contarán con una bonificación del 95 % en Actos Jurídicos Documentados para la compra de su vivienda habitual
  •  La compraventa entre particulares de menos de 500 euros estará exenta en la Comunidad de Madrid
  • El conjunto de medidas beneficiará a los más de 3 millones de contribuyentes, que se ahorrarán más de 160 millones de euros al año

Estas son las medidas que ha anunciado hoy la presidenta de la Comunidad de Madrid, quien ha asegurado que el anteproyecto incluye todos los compromisos en materia fiscal recogidos en el Plan de Gobierno. Asimismo, ha destacado que el conjunto de medidas beneficiará a los más de 3 millones de contribuyentes madrileños, que se ahorrarán 125 millones de euros al año, más de 160 millones si se tienen en cuenta las deducciones por nacimiento de hijos y por alquiler de vivienda aprobadas en la reciente Ley de Presupuestos de 2018.

La presidenta de la Comunidad de Madrid ha señalado que el Gobierno regional se ha marcado dos objetivos: “por un lado, consumar el proceso de implantación de los compromisos adquiridos con los madrileños en materia fiscal y, por otro, ahondar en la mejora de la economía madrileña y el empleo, incentivando el ahorro y el consumo a través de nuevas rebajas de impuestos en un contexto económico adecuado, a la vez que se consigue un sistema tributario más justo y equitativo”.