Foto: Flickr.

Asociamos las vacaciones a lugares paradisíacos de playa o montaña, pero también hay opciones para disfrutar del miedo en lugares insospechados.