La afición a los dardos en Aranjuez ha crecido exponencialmente en los últimos años. Si hace apenas 4 años participaban en competiciones locales menos de 50 personas, la cifra supera hoy los 450 a través de seis divisiones. Pero no solo ha crecido la afición, también ha subido el nivel hasta el punto de que en el próximo Campeonato del Mundo, que se celebra este fin de semana en La Rochelle (Francia) 10 de los 256 participantes son vecinos de Aranjuez.

Este aumento debe atribuirse, según destacan varios jugadores entrevistados por El Periódico de Aranjuez, al principal promotor de este juego en la ciudad durante los últimos años: Jesús Torralba, responsable del Pub Champions y la tienda especializada Dart Lips. Tras aficionarse él mismo comenzó a promocionar entre sus clientes la competición local. “Cuando veía a alguien jugando me acercaba y solía explicarles que existía una liga y cómo funcionaba. Poco a poco fue inscribiéndose gente y hasta hoy. Solo en el Champions tenemos inscritas a 368 personas”, asegura.

“Cuando empecé, la liga de Aranjuez tendría 6 u 8 equipos y hoy hay más de 30. Los dardos se han convertido para mí en una forma de vida, viajo bastante a competiciones (participará en el Mundial) y he descubierto algo que me apasiona”, explica Torralba.

“La progresión, en cuanto a jugadores, fue muy rápida, cuando cogimos el bar había un único equipo, al año siguiente tuvimos 8, luego 15 y este año hay 24”, detalla. Además del Champions, también cuentan con equipos en la liga otros locales de ocio como El Túnel, Chumy, Tarantino o Abraxas.

“Además de disfrutar con los amigos, los dardos tienen una virtud, si empiezas a tomártelo en serio, que es que hay momentos muy intensos en muchas partidas porque normalmente hay bastante igualdad en cada categoría. Ese momento en el que debes que acertar un tiro para ganar tienes un subidón de adrenalina importante y engancha mucho”, cuenta Jesús Torralba.

Esta pasión ha llevado a que el nivel de este juego en Aranjuez suba como la espuma. Como muestra un botón, en el Campeonato del Mundo de diana electrónica que comienza este viernes en Francia, 10 de los 256 participantes viajarán desde Aranjuez, destacando algunos que se han mudado a la localidad y perlas de la propia cantera ribereña. Una cifra sorprendente a la par de alentadora para un municipio de 60.000 habitantes.

Una afición para todos

El juego de dardos ha estado, y está, unido históricamente a los pubs y la cerveza, algo de lo que pueden dar fe los centenares de ribereños que participan cada semana en la liga. A pesar de que en Aranjuez varias decenas de jugadores comienzan a tomarse los dardos como algo más que un juego, para la gran mayoría de los aficionados el objetivo es divertirse tomando unas pintas o unos refrescos. “Hay tan buen rollo y tan buen ambiente que invita a seguir viniendo más veces”, explica Eva García, jugadora de la liga.

“Para nosotros es una suerte poder venir aquí, es como nuestra segunda casa porque además de los dardos para los que jugamos habitualmente esto es una segunda familia”, nos cuenta Luis Ramos, uno de los asiduos a Dart Lips y al Champions. Además, Ramos puntualiza una de las claves del éxito de este juego para los aficionados: “En los dardos no importan ni la edad ni si juegas contra hombres o mujeres, puedes ver equipos mixtos y con jugadores de 20 años y 60. No hay ningún tipo de prejuicio y a nivel humano es algo muy positivo”.

No obstante, para algunos la afición ha ido más ya. Una de las grandes promesas a nivel nacional es el ribereño Roberto del Río. A pesar de que lleva algo menos de dos años inmerso en el mundillo ya ha ganado una competición a nivel nacional y es, a ojos de algunos de los mejores jugadores, una estrella en ciernes. “Empecé como la mayoría, jugando en la liga con mis amigos. Poco a poco he ido jugando más y más y la verdad es que he progresado rápido, pero aquí en cualquier momento puedes estancarte”, explica con humildad. No obstante, según explica Jesús Torralba, “Roberto es un fenómeno, está cerca de ser de los mejores y es muy joven, puede llegar hasta donde se proponga”.

Los cracks de los dardos vienen a Aranjuez

Este aumento de la afición por los dardos en Aranjuez ha propiciado de forma consecuente un crecimiento de la industria y dos de los mejores jugadores a nivel nacional se han trasladado a la ciudad. Los premios, a pesar de ser jugosos en muchos torneos, no ofrecen una seguridad económica a largo plazo -salvo contadas excepciones que pueden reducirse al top mundial- y ambos han encontrado en empleos relacionados con los dardos una forma de compaginar su pasión con el trabajo. José Justicia (Alicante) trabaja en una compañía de gestión de dianas electrónicas y Jesús Noguera (Orihuela) colabora en Dart Lips.

Ambos acumulan decenas de triunfos a nivel nacional e internacional y han encontrado en Aranjuez el lugar de residencia más adecuado para continuar con su carrera, algo que ha contribuido significativamente a subir el nivel de otros jugadores que practican y compiten con ellos habitualmente.

*Cinco días después de la publicación de este artículo el dardero alicantino residente en Aranjuez José Justicia se proclamó campeón del mundo por parejas en la modalidad de diana electrónica en La Rochelle (Francia).