Un año más Aranjuez celebró la Feria de Abril. Con varias calles céntricas cortadas y las barras de hasta 30 locales sobre el asfalto, los ribereños pudieron disfrutar de una jornada de comida y bebida al aire libre.

Desde las 12 de la mañana y hasta las 9:30 de la noche varios miles de personas tomaron la calles. En las primeras horas la afluencia fue mayor de grupos de familias que aprovecharon el día para salir a comer juntos y según avanzaba la tarde aumentaron los grupos de jóvenes, muchos de los cuales continuaron la fiesta en bares de ocio nocturno cuando se retiraron las barras de la vía pública.

Como suele suceder en estos casos, los reencuentros con viejos amigos, la comida, la bebida y la música marcaron una jornada lúdica en la que el tiempo acompañó. El evento transcurrió sin incidentes reseñables, según informaron fuentes de la Policía Local.