Foto: Colegio Maestro Rodrigo.

Desde comienzos de diciembre varias aulas del Colegio Maestro Rodrigo tienen problemas con la calefacción. Los chicos (de primero, segundo y tercero de Primaria), y sus profesores, pasan frío. Este lunes volvieron a las clases tras las vacaciones de Navidad y el problema aun no está solucionado. Como medida temporal, el Ayuntamiento envió varios radiadores eléctricos y el director del centro compró también radiadores de aceite.

El motivo de la demora en las reparaciones es una disputa competencial entre las administraciones local y regional. Por norma general el mantenimiento de los colegios corre a cargo de los municipios. No obstante, en este caso, la Delegación de Educación del Consistorio considera que la reparación corresponde a la Comunidad de Madrid, ya que estas aulas fueron inauguradas en febrero de 2017 y el problema no es de mantenimiento, sino que deriva de estas obras que aun deberían estar en garantía. Desde la Consejería señalan que el problema está en la caldera, que lleva años instalada, y es una cuestión del Ayuntamiento. La discrepancia de los técnicos en el diagnóstico ha imposibilitado hasta ahora el inicio del arreglo.

La dirección del colegio explicaba ayer así el asunto a los padres: “Hemos recibido visitas de técnicos de todas las administraciones y hasta ahora no se ha conseguido nada. Nos da igual quién tenga que arreglarlo, nos da igual cuál sea la causa o el responsable, sólo queremos/exigimos soluciones ¡ya!”.

Fuentes del centro explican a El Periódico de Aranjuez que esta misma mañana la Dirección de Área Territorial de la Comunidad de Madrid ha tomado las riendas del asunto y enviará personal para solucionar el problema porque consideran que lo principal es solventar la situación, antes de la disquisición de la responsabilidad, que en cualquier caso permanece cuestionada.

Acusaciones políticas

Acipa denunció antes de la vacaciones la problemática que vivían los escolares, señalando que el “Gobierno de nuestra localidad debe atender con celeridad las necesidades de los escolares y en coordinación con la Comunidad de Madrid ponerle solución lo antes posible”.

Este martes, la portavoz del Partido Popular, María José Martínez, censuraba que “sólo a una ausencia total de sensibilidad de la alcaldesa debe imputarse este despropósito, sobre todo porque la avería se produjo en la segunda semana del pasado mes de diciembre, podía haberse arreglado en vacaciones, y el termómetro está bajo cero”.

En respuesta, la concejal delegada de Educación, Lucía Megía, criticaba a la exalcaldesa por usar “la estrategia del cuanto peor mejor”  y preferir “salir a culpar al Ayuntamiento y a tapar las vergüenzas de sus compañeros de partido en la Comunidad de Madrid”.

Por otra parte, el portavoz de Ciudadanos, Daniel Baquero, ha pedido al equipo de gobierno que envíe “a un técnico para que ponga en marcha la calefacción y si luego hay que cobrarle las horas y las piezas a la Comunidad de Madrid, habrá tiempo de hacerlo”.