Pedro Rollán, consejero de Medio Ambiente de la Comunidad, durante el Día del Mercado. Foto: C. de Madrid.

La Comunidad de Madrid promueve la “excelencia” en el sector agroalimentario a través de marcas como ‘Madrid Producto Certificado’, la Denominación de Origen Vinos de Madrid, la Indicación Geográfica Protegida Carne de la Sierra de Guadarrama, la Denominación de Calidad Aceitunas de Campo Real, la Denominación Geográfica Chinchón, la Marca de Garantía Aceite de Madrid y los Productos Ecológicos Certificados.

Esta variedad de productos madrileños de calidad garantizada se amplía con otros autóctonos, como la fresa y los espárragos de Aranjuez, los melones de Villaconejos, las hortalizas de Villa del Prado, la miel de la Sierra y los judiones de la Sierra Norte.

El Gobierno regional ha querido destacar, en un comunicado, que Madrid cuenta con 1.360 industrias alimentarias que generan más de 100.000 puestos de trabajo (directos e indirectos) y facturan al año casi 4.500 millones de euros.

Así lo ha detallado el consejero de Medio Ambiente, Administración Local y Ordenación del Territorio, Pedro Rollán, para exponer también que la marca de calidad M Producto Certificado cuenta con 470 empresas adheridas y cerca de 3.400 referencias.

Rollán visitó el pasado sábado el Día de Mercado que cada mes organiza la Cámara Agraria que despliega una edición especial con mayor presencia de alimentos tradicionales en los menús navideños, como los dulces y las carnes de vacuno, cordero o cabrito.

En el evento participaron 69 productores de la Comunidad de Madrid –siete con certificado ecológico– que presentaron sus aceites, vinos, cervezas y licores artesanos, quesos, conservas, legumbres, verduras frescas de las huertas madrileñas y más de 80 referencias de té e infusiones ecológicas.