El Ayuntamiento de Aranjuez creará una tasa para gravar los cajeros automáticos en el municipio con la que espera recaudar 50.000 euros. Este impuesto recae sobre las entidades bancarias que cuenten con sucursales que incluyan dispositivos expendedores de efectivo en la vía pública.

La medida fue incluida en el “Acuerdo para Estabilidad Económica, Política y Social del Ayuntamiento de Aranjuez” suscrito por el Partido Socialista, Aranjuez Ahora, Iniciativa por Aranjuez y la concejal independiente Mónica García que garantizará la aprobación en Pleno con el voto favorable de todos los grupos firmantes del Plan de Viabilidad municipal.

Esta tasa a los cajeros automáticos ha sido incluida en los últimos años en más de una veintena de municipios españoles como Barcelona, Zaragoza, Valencia, Alcalá de Henares, Pozuelo, Boadilla del Monte, Las Rozas, Ciudad Real, Illescas, Jaén, Cartagena, Torroledones, Teruel o Arrecife de Lanzarote.

Hasta ahora en ninguna de estas ciudades las entidades bancarias han implementado medidas específicas de recargo por lo que las comisiones no registrarán incrementos en su coste para los usuarios.